Las cruces de término, como la que tenemos ante nosotros, son indicadores viarios de simbología cristiana que solían colocarse a la entrada de las poblaciones o en las encrucijadas de caminos. En este caso, la cruz indica la salida de La Fresneda por el camino tradicional hacia las poblaciones vecinas de La Portellada y Fuentespalda.

La cruz actual es una réplica de la original de la que se ha conservado solamente el basamento. Es de estilo gótico con la caña y el capitel de planta octogonal. En el capitel tiene esculpido el escudo de la antigua Corona de Aragón en una de sus caras y en la opuesta el escudo de la villa de La Fresneda. Las otras caras están decoradas con las escenas de la Anunciación de María y la Adoración de los Reyes Magos. El espigón, o cuerpo superior del capitel, está decorado con ventanales góticos que enmarcan imágenes de apóstoles y santos: San Bartolomé, San Pedro, San Pablo, San Miguel, San Antonio Abad, Santa Lucía, Santa Águeda y Santa Apolonia. Finalmente, coronando el monumento se sitúa la Cruz que es en forma de cruz latina galconada y flordelisada con la representación de la Madre de Dios y el Niño en el reverso, mientras que en el anverso aparece Cristo agonizante con la cabeza inclinada hacia la derecha con corona de espinas y cabellera partida sobre la frente.

Al lado de la Cruz encontramos una fuente construida recientemente con agua canalizada de la red municipal.